A un paso de ser parte de la historia

Fotos: fb Autódromo Hermanos Rodríguez

Todo comenzó cuando se dio la noticia de que la Formula Uno regresaría a nuestro país, y en ese momento la pasión que se vive por el automovilismo arranco un suspiro e inmediatamente se buscó la manera de asistir a dicho evento.

A principios de febrero salió una convocatoria por parte de la Federación Mexicana de Automovilismo Deportivo y de la Organización Mexicana del Deporte Automovilístico Internacional de que habría posibilidad de formar parte de la organización del GP de México como oficial de pista, y así fue, hice mi registro y semanas adelante me notificaron que ya había pasado la primera fase para ser parte de la historia y estar en el regreso de la máxima categoría del automovilismo en México.

Así fui pasando varias pruebas; psicométricas, físicas, asistencia a cursos de capacitación, tomas de fotografía, registros y más registros, pero todo con la intención de pasar cada una de las fases que comprendía el proceso de formación y convertirme en un Oficial de Pista para el GP de México.

Al principio quería estar en el área de Señalización y Comunicaciones, así fui aprendiendo de ellos, que significan las banderas, que es el Safety Car, entre muchas otras cosas que dependían de la parte de la señalización. Para después, cuando nos comentaron que los Oficiales de Intervención son los que “prácticamente” entran a pista y tienen contacto con los monoplaza, allí fui donde dije; “!Yo quiero entrar a pista¡” y si, desde ese momento me anote en la carpeta de los Oficiales de Intervención para llevar esos cursos más especializados y ser el que neutralizará el auto, en caso de haber algún despiste o accidente, y así poder mover el coche, ya sea con fuerza de manos o con la ayuda de un telehandler.

El día martes me notificaron vía correo electrónico, a firma del ingeniero Juan Carlos Casco y Olea quien funge como Director de Pista del Gran Premio de México 2015, que ya era parte, oficialmente, del equipo de Oficiales de Pista y que sería parte también, de la historia al ser Oficial de Intervención en el regreso de la Fórmula Uno a México tras 23 años desde aquel 22 de marzo de 1992, último Gran Premio en tierras aztecas.

Me siento infinitamente agradecido con aquellas personas que desde el momento en que les comente que, posiblemente sería parte de la organización en pista en el Autódromo Hermanos Rodríguez, por ese apoyo siempre incondicional y palabras de aliento, a todos ellos GRACIAS DE CORAZÖN y ahora a formar parte de la historia del automovilismo en nuestro país.

Y ahora, que ya “Habemus Campeón” con el triplete del inglés Lewis Hamilton de la Escudería Mercedez, el resultado de la carrera no importan tanto, lo que realmente importa es que el Autódromo Hermanos Rodríguez se ha vestido de verde, blanco y rojo para recibir a los mejores pilotos de la actualidad, y más porque entre ellos, dos mexicanos; Sergio Pérez con Force India y Esteban Gutiérrez, piloto de pruebas de Il Cavalino Rampante.

Solo me resta decir; Es por México y enciendan sus motores!

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *